DE PASIÓN TITULARES : Nuestro Padre Jesús del Calvario y Nuestra Señora del Mayor Dolor HISTORIA Establecida en la Real parroquia de San Lorenzo Mártir de Córdoba desde 1722, año de su fundación. Implantó como regla el rezo del Santo Vía Crucis todos los viernes y festivos; realizando una procesión desde la iglesia hasta el calvario situado en el Marrubial, alcanzando gran esplendor en el XVIII. En la centuria decimonónica languidece su fervor hasta desaparecer, reorganizándose en 1918, incorporando la advocación del Mayor Dolor bajo la actual imagen de María Santísima Nazarena, hasta que en 1939 Martínez Cerrillo tallara Nuestra Señora del Mayor Dolor. Es en 1945 cuando la hermandad encarga a Castillo Ariza y Díaz Jiménez la actual titular de la cofradía, realizando su primera salida procesional en la Semana Santa de 1981. NUESTRO PADRE JESÚS DEL CALVARIO Fechada en 1723, la Sagrada Imagen de Nuestro Padre Jesús del Calvario fue realiza por el trinitario descalzo Fray Juan de la Concepción. El tiempo de noviciado del religioso en Granada explica la impronta estética de la efigie, tan relacionada con los gustos barrocos granadinos. Como buena parte de las imágenes de la época, fue tallada en madera de pino de Flandes. Las características plásticas de la talla se corresponden con los aires dulcificadores que inundan los años del rococó. Formas menudas, que buscan la delectación de quien las contempla, dan vida a esta imagen que inspira, sobre todo, ternura, debilidad y sentido de la compasión. De ese modo logra por el camino de la belleza el fin primordial de atraer la devoción. Como es habitual en las imágenes de vestir, el cuido formal de la talla es mayor en las zonas destinadas a la contemplación. Las anatomizadas extremidades inferiores imprimen a la imagen un movimiento de avance poco acusado, adelantando el pie izquierdo. Los brazos se articulan en los codos, permitiendo el revestimiento de la efigie y la colocación de las manos en la Cruz. Éstas abrazan suavemente la mitad inferior del palo menor, más baja la diestra, siguiendo el ritmo inclinado del torso. Viejos testimonios fotográficos muestran al Señor sujetando con la mano izquierda la cabecera de la Cruz. El suave modelado excluye los virtuosismos anatómicos, dentro del decoro que corresponde a una imagen devocional. Nuestro Padre Jesús del Calvario posee una bella cabeza, de la que emana buena parte del poder de atracción que durante casi tres siglos ha movido el fervor de los cordobeses. Muy hermoso el rostro, con frente despejada, finas cejas en ese, grandes ojos cristalinos de mirada baja y boca pequeña y entreabierta, enmarcada por los menudos mechones longitudinales de bigote y barba; ésta, bífida, deja al descubierto la zona superior de la barbilla. La larga melena se ajusta al cráneo y cae blandamente hacia la espalda. Los regueros de sangre y el hematoma del pómulo izquierdo dan el apetecido toque de dramatismo sin estridencias. Acentúan los valores escultóricos las cálidas carnaciones. Esta Imagen ha sido restaurada en tres ocasiones: en 1949 por Amadeo Ruiz Olmos, en 1984 por Miguel Arjona Navarro en el que se restituyó las partes dañadas de la policromía y reforzando las piernas con nervios de hierro y en 2001 por Enrique Ortega Ortega. NUESTRA SEÑORA DEL MAYOR DOLOR En 1945 se bendijo la actual Imagen de Nuestra Señora del Mayor Dolor, obra de Francisco Díaz Jiménez y Antonio Castillo Ariza, que vino a colmar las aspiraciones que tenía la Hermandad de poseer una efigie mariana que recordase a la que, años atrás, era cedida por las religiosas de Jesús Nazareno y que hoy es titular de la cofradía del mismo nombre, con la advocación de María Santísima Nazarena. Al igual que la Nazarena, Nuestra Señora del Mayor Dolor eleva su mirada al cielo, levemente inclinado hacia la derecha el rostro dolorido. Coinciden rasgos fisonómicos, aunque en la Dolorosa de San Lorenzo el modelado es más fuerte y mayor el tamaño facial; la anatomía del cuello es más pronunciada y los dedos algo más movidos. Varía, especialmente, la encarnadura. La actual es obra de Miguel Ángel González Jurado, aplicada tras el lamentable incendio que afectó a la efigie en 1995, aclarando algo los tonos oscuros dados a la imagen por el mismo artista en 1990. Entonces le talló unas nuevas manos, de postura y proporciones similares a las de Díaz y Castillo, pero más trabajadas en los detalles anatómicos. HÁBITO NAZARENO Túnica, capa y cubre rostro morado y cíngulo morado y dorado. INSIGNIAS DESTACADAS Cruz de Guía realizada en alpaca plateada por los Hermanos Delgado en 1999, alumbrada por faroles anteriores, de Hijos de Juan Fernández; estandarte bordado en oro por Carmen Castro Parejo, en 1999, con asta de Hijos de Juan Fernández. Fuente: https://www.calvariocordoba.com

CONTACTO

Plaza de San Lorenzo, 5 | CÓRDOBA 14002 Teléfono: (957) 47 62 49| Email: sanlorenzomartir.cordoba@gmail.com
Copyright © 2020 Real parroquia San Lorenzo Mártir de Córdoba